Testimony – Victoria Dorado’s project in Belgium

 

Victoria Doraso from Universidad Mesoamericana (Mexico) tells us about her mobility project in Belgium:

 

 “¿Y porque no?”

Yo soy Victoria Dorado Novellino, estudiante de la Licenciatura en Artes Escénicas y Circenses Contemporáneas de la Universidad Mesoamericana en Puebla, México y parte de la asociación civil Circulatore A.C. Este año es la primera vez que nuestra escuela es parte de este intercambio y debo reconocer que cuando me entere me dio mucho miedo, pero tal vez mi disposición para todos los proyectos que conciernen a la carrera o mi motivación en el“¿Y porque no?” me llevaron a arriesgarme, hay tantos lados positivos que a pesar del miedo de mi primer viaje sola a otro continente no pude más que insistir en que yo era la indicada para esa aventura.

Antes de iniciar este viaje, mi trabajo como parte de Circulatore era la organización y el mantener en orden el cronograma de actividades de la asociación. Ahora que he regresado me he empezado a interesar también por la creación, difusión y desarrollo de nuevos proyectos, para darnos a conocer y que nuestras actividades, que tienen como objetivo el dar a la gente mejores opciones de vida, puedan estar cada día al alcance de más manos, buscando apoyo del gobierno y otras instituciones privadas.

Así que ya con las maletas listas y después de volver locas a Ohiane y a Rika con dudas interminables sobre el viaje llegue a Leuven, Bélgica, donde me recibió Annelies, agradezco todas sus atenciones y calidez así como estoy feliz de haber conocido a Jonas y a Vera. Me hospede en los departamentos que están dentro de la escuela, Circus in Beweging, lo cual fue sumamente cómodo aunque un poco aterrador sabiendo que es la escuela de circo más antigua de Bélgica y fue construida sobre una hermosa carcaza de iglesia, estuve viviendo con tres maravillosas chicas de las cuales aprendí mucho, me inspiraron para arriesgarme y me acompañaron en gran parte de la aventura. Comíamos la mayor parte del tiempo juntas aportando algo de cada cultura (de Republica Checa, de Inglaterra, de España) y también tuve la ocasión de probar la comida del lugar y sus variedades.

Me gustaría mencionar de forma especial a Rika, una mujer increíble de la que me llevo grabados en la mente cada consejo y palabra de aliento.

De la que me llevo un alma llena de energía y un ejemplo de vida. Que mejor compañía que la carismática directora de Circus in Beweging.

A pesar de los numerosos viajes que he tenido por el extranjero, la barrera del idioma si fue difícil de superar, por la gran cantidad de acentos diferentes a pesar de que siempre era en inglés. Para mí fue muy interesante presenciar y poder tomar las clases en un idioma que no conocía y descubrir que no es una pared tan grande ni tan difícil, mi mente se volvía un poco más ágil cada día que pasaba y escuchaba en alguna esquina un poco de francés, un poco de flamenco, un poco de inglés, un reto muy divertido.

La ciudad, pequeña y pintoresca para mí era el lugar ideal para caminar durante un par de horas y siempre encontrar un detalle distinto y hermoso.

Un hecho completamente nuevo para mí fue la cultura vial (las bicicletas) que a comparación de en mi país está sumamente organizado y es de lo más común.

Mi descripción en pocas palabras es, una hermosa ciudad perdida en el tiempo pero con toda la tecnología de la última década. Tuve la ocasión de comparar aspectos culturales tanto de Bélgica como de los países de aquellas que me estuvieron acompañando.

En mi tiempo libre pude de pasear por las calles de Gante y de Brujas, visitar toda la ciudad de Leuven de una punta a la otra, me di el lujo de perderme durante un par de horas y encontrar finalmente el castillo de Arenberg, hermoso edificio universitario. Una noche visitamos la Ciudad de Bruselas y presenciamos la función de gala de la Convención de Malabares de la Escuela de Circo de Bruselas y otra más, pude ir a uno de los más bonitos conciertos de música de Broadway en el Teatro de la Ciudad.

Este viaje me ayudo a percibir la diferencia entre el circo social y el circo visto como una institución, me dio muchas herramientas didácticas, actividades, métodos de enseñanza, campos de enseñanza, me enseño que las clases pueden ser para todos y que las puedes desarrollar de muchas formas distintas para eliminar el tedio, la monotonía.

Entendí que el aprendizaje no tiene idioma, solo es un proceso cargado de risas y mucho movimiento, basado en un concepto básico que vemos en cualquier niño de edad temprana haciendo amigos. Conocí maestros maravillosos de los que espero seguir aprendiendo tal vez en otro momento de la vida .Aprendí a abrirme a nuevos proyectos y no tener miedo a experimentar, ya que en esto está la clave de todo éxito.

Regrese a casa y al trabajo con nuevos ojos y nuevas ideas, con más confianza,

me puse nuevas metas, buscar más oportunidades laborales dentro del campo, iniciar y dar pie a nuevos proyectos de circo social en México, dar clases. Me siento muy feliz, regrese con un inmenso deseo de volverme a ir, de seguir viajando, de hacer más amigos, de aprender más cosas.

Recomendaría este proyecto sin dudarlo, por el amor y la entrega que pone cada persona incluida en lograrlo, porque a mí me abrió muchas puertas que espero que se las pueda abrir a más personas y la red siga creciendo.

Agradezco al proyecto ERASMUS por darme la oportunidad de mostrar en el resto del mundo todas las maravillas que hay en mi país y defenderlo ante las potencias mundiales, porque aún nos queda mucho por compartir y hay mucha gente aquí con unas ganas inmensas de enseñar. Con los años me he dado cuenta de que sobretodo los jóvenes tienen muchas ideas equivocadas sobre México, sobre cómo vivimos, nuestras prácticas y todo lo que podemos lograr, esta es la imagen que quiero cambiar, quiero que todos puedan hablar de México con el mismo amor que le doy yo en cada palabra. Yo me llevo un excelente sabor de boca y puedo afirmar que “Todo es posible”.